Coge el toro por los cuernos

Coge el toro por los cuernos

Afronta la realidad, comunícala y tu equipo responderá

En las últimas semanas de confinamiento por el coronavirus estoy llamando a todos los que han sido mis clientes. Me intereso por su salud, tanto familiar como profesional.

Al conversar sobre cómo están desarrollando sus negocios con el estado de alarma, también les pregunto cuántas semanas o meses tienen de tesorería, en el peor de los escenarios. Y aquí es cuando me he encontrado dos tipos de respuesta, reflejo del estilo de liderazgo del empresario.

Cogiendo el toro por los cuernos

En un caso, la empresaria me dijo que había calculado que tenían para dos meses, con el nivel de gastos mensuales y que ello no la dejaba dormir. La animé a comunicarlo a su equipo verbalmente (no por escrito). Hizo una vídeo conferencia con todo su equipo, explicando la realidad y que, para la supervivencia de la empresa, les pedía una reducción de salario temporal, hasta el verano.

En una conversación posterior, me dijo que estaba muy contenta de la reacción positiva y del grado de compromiso de su equipo con el proyecto empresarial. Ya dormía por las noches.

Escondiendo la cabeza bajo el ala

En cambio, en otro caso, el empresario todavía no había hecho el cálculo de la tesorería y me dijo que creía que tenía fondos para varios meses. O quizás no. Al preguntarle cómo comunicaría a su equipo una eventual situación difícil, me respondió que no lo haría, y menos públicamente con una vídeo conferencia.

El motivo es que no confiaba en la adhesión al proyecto de su equipo y no se había acostumbrado a un nivel de transparencia suficiente. Ahora que tenía la oportunidad de que su equipo confiara en él, prefirió esconder la cabeza bajo el ala.

Estilos de liderazgo

El liderazgo se ejerce en los buenos y en los malos momentos. Yo mismo en una ocasión no afronté correctamente la realidad y mi credibilidad en dicha empresa se resintió. Sin embargo, en otra ocasión, con la lección aprendida, agarré el toro por los cuernos y lo comuniqué presencialmente a todo mi equipo, que me respondió con una gran lealtad.

Si el líder coge el toro por los cuernos, las experiencias demuestran que los equipos son maduros y responden adecuadamente.

¿Cuál es tu caso en esta crisis del coronavirus?

Si quieres que te acompañe a coger el toro por los cuernos, comunicarlo y conseguir la adhesión de tu equipo, llámame y lo hablamos.

Albert Campi
Impulsor de empresas. Coaching estratégico
albert.campi@spirostrategy.com
 +34 630 960 760