¿Para cuándo una jornada de 6 horas?

¿Para cuándo una jornada de 6 horas?

La jornada laboral de 8 horas viene de finales del siglo XIX.

¿De verdad no sería hora de una jornada laboral de 6 horas?

Veamos las razones para ello.

1.- Aumento de la productividad

La productividad no ha parado de subir por diferentes motivos:

  • Informatización e IA. En cualquier ámbito empresarial, la informática y la inteligencia artificial son cada vez más potentes y ágiles, aumentando la productividad de todos los trabajadores.
  • Robótica e Industria 4.0. La fabricación requiere cada vez menos fuerza laboral por unidad, provocando la reestructuración industrial.
  • Teletrabajo y videoconferencias. A raíz del coronavirus hemos aprendido a ser mucho más eficientes: menos desplazamientos innecesarios, mejor gestión del tiempo (las reuniones empiezan puntuales y son más breves), menos interrupciones, etc.)

2.- Reparto de un bien escaso: el trabajo

Hay quién dice que la pérdida de fuerza laboral es inevitable y hay quien sostiene que nuevos empleos sustituirán a los trabajados caducados. Yo tiendo a pensar que el ritmo de nuevos trabajos será inferior a la pérdida de trabajos que pueden automatizarse. Sobretodo si mantenemos una jornada laboral de 8 horas al día.

Por tanto, es posible que haya un colectivo de trabajadores que sea capaz de subirse al tren de la tecnología y otra parte de la sociedad que no sea capaz. Esta segunda parte, ¿estará satisfecha con una renta mínima vital? Puede ser un sistema justo para las personas más desfavorecidas. ¿Pero es un sistema que pueda ampliarse a grandes capas de la población?

Yo creo que es más justo repartir el trabajo disponible reduciendo las horas legales de 8 horas a 6 horas al día. Con ello habrá más posibilidades de repartir entre más personas el bien escaso del trabajo, que desde mi punto de vista, dignifica.

Además, el sistema público no será capaz de financiar sin limitaciones la renta mínima vital, si el volumen de personas sin trabajo sube sin parar.

3.- ¿Qué está frenando pasar de 8 horas a 6 horas?

Sinceramente no lo sé. Imagino que al final de la Revolución Industrial, en el siglo XIX, muchas voces se alzaron diciendo que era imposible pasar de 12h a 8h. Y creo que los motivos serían similares a los que ahora se podrían esgrimir.

En una empresa cualquiera, con trabajadores en 8h, pasar a 6h con un aumento de la plantilla del 25%, tendría que ser a cambio de no subir la masa salarial. Ello implicaría reducir el salario proporcionalmente en un 25%. A nadie le gustaría. ¿Pero cuál es la alternativa? ¿Tener unos afortunados trabajando y otros sin trabajo, condenados a la renta mínima?

¿No sería más solidario que los que tienen trabajo redujeran sus horas y salarios para permitir que otros se suban al carro del empleo?

¿Se lo preguntamos a un trabajador? ¿O se lo preguntamos a un parado?

Si estoy equivocado y algún día se llega al pleno empleo, los salarios ya subirán por escasez de mano de obra, quedando las 6 horas como nuevo estándar.

Es evidente que este tipo de debate, en un mundo ideal, tendría que producirse a nivel mundial, en todos los continentes. También se dirá que en Asia o en África no estarán por la labor, aunque el paro en estas zonas es muy elevado. No soy ingenuo. Este dificil debate tienen que liderarlo la sociedad, sindicatos, empresarios, políticos, sociólogos, especialistas, etc.

Me sorprende que se hable poco de este tema de pasar de una jornada laboral de 8 horas a otra de 6 horas.

¿Tú qué opinas?

Si quieres que ayude a tu empresa a ser más competitiva y a crear más puestos de trabajo, contacta conmigo y lo hablamos.

 

Albert Campi
Mi propósito es ayudar a las empresas a crear empleo.
albert.campi@spirostrategy.com
+34 630 960 760

 

Artículos anteriores